Consejos para cumplir con tus propósitos de fin de año

¿Por qué nunca cumples tus propósitos de fin de año?

 

Plantearse propósitos de fin de año puede llegar a ser abrumador y hasta generar un poco de ansiedad. Cada año es lo mismo, lo despedimos con la ilusión de que en el próximo sí cumpliremos todo lo que nos estamos proponiendo, nos hacemos promesas y nos motivamos mutuamente sabiendo que esta vez sí será la vencida. Pero, lastimosamente, llega diciembre y el balance generalmente no es tan positivo. 

 

Se vuelve repetitivo y muchos de esos populares propósitos que casi todo el mundo se pone, siguen encabezando la lista año tras año sin que nadie les quite el lugar, y, peor aún, sin que nadie haga un plan de acción para cumplirlos. Algunos de esos son: hacer ejercicio, comer saludable, compartir más tiempo con la familia, leer un libro mensual, ahorrar, entre otros.

 

Tal vez no se cumplieron porque las ocupaciones del día a día opacaron tus propósitos, porque llegaron otros proyectos que te emocionaron más o porque todo este tiempo has estado poniéndote propósitos de manera errónea. Pueden ser múltiples razones, pero lo que sí es cierto es que el resultado siempre es el mismo: frustración por no haber cumplido, por no haberte cumplido a ti misma.

 

¿Qué hacer para que este año sí cumplas con tus propósitos?

 

  1. Plantéate propósitos realistas: todo comienza con pequeñas acciones. El ser humano tiende a pensar en el marco grande de la foto, pero no en los pequeños detalles y cuando se trata de metas, pensamos en el resultado final a lo grande, sin tomar en cuenta que todo es un proceso. 

 

Ponte metas paso a paso y que sepas que son mucho más realistas de cumplir. Por ejemplo, si tu propósito es hacer más ejercicio, no te pongas como meta ir todos los días al gimnasio. Comienza yendo 2 o 3 veces y luego, cuando tu motivación se convierta en disciplina, podrás ir subiendo a más días paulatinamente. Esto te permitirá no frustrarte tan fácilmente y que la motivación no se pierda rápidamente, pues una meta ambiciosa a largo plazo termina siendo insostenible.

 

  1. Haz un plan de acción: no basta con coger una hoja y descargar todos tus pensamientos pensando que milagrosamente se van a cumplir. Para que un sueño se cumpla es necesario visionarlo, pero más importante aún, hacer un plan de acción que te permita cumplirlo. Este plan va enmarcado en un objetivo que vendría siendo tu propósito. Luego debes plantearte una estrategia y unas acciones puntuales que te ayudarán a alcanzar ese cómo. Después, debes hacer un cronograma y destinar unos recursos y presupuesto para poder lograrlo. De esta forma tendrás una ruta clara para saber cómo comenzar a cumplir tu sueño.

 

  1. Enfoca tu energía. Tener muchos propósitos a la vez para cumplir día a día es mucho más difícil que si enfocas tu energía en uno que sea lo suficientemente específico para saber fácilmente qué es lo que debes de hacer. Este pequeño cambio disminuirá tu estrés y ansiedad. Además, ten en cuenta que mucho de lo que llamamos “propósitos” realmente son hábitos que requieren de tiempo, energía, autocontrol y fuerza de voluntad.

 

  1. Empieza hoy mismo. No esperes a que sea lunes, principio de mes, cambio de estación o cualquier otra excusa que se te pueda presentar. Cada día, habrá un obstáculo para comenzar o tal vez pienses que no es el mejor día para hacerlo, pero la realidad es que hoy lo es. Sé constante para que la motivación e impulso inicial se conviertan en disciplina, hábito y rutina. De esta forma, lo incorporarás más fácil a tu día a día y pase lo que pase tendrás más razones y herramientas para seguir luchando por cumplir tu propósito. Si algún día fallas, no pienses que ya todo está perdido, sigue adelante que el siguiente día nunca será demasiado tarde para continuar.

 

  1. Sé productivo. No dejes de hacer eso que tanto quieres hacer por pereza o porque no sabes por dónde comenzar. Empieza por acciones que te hagan sentir plena, empoderada y con confianza.  Una excelente opción puede ser buscar nuevos pasatiempos o nuevas estrategias de ingresos. Por ejemplo, nuestra familia Fajitex te ayuda a cumplir tus propósitos siendo distribuidor. Una oportunidad perfecta para llegarle a muchas mujeres y cambiar sus vidas, regalarles un poco de seguridad, felicidad y, al mismo tiempo, te permitirá diversificar tus ingresos para alcanzar tu propósito. Ser parte de la familia Fajitex es muy fácil.

 

Si aplicas estos consejos muy seguramente el proceso para cumplir eso que más anhelas será mucho más fácil y podrás tener más herramientas para llegar a fin de año y poder decir: ¡Lo logré, me cumplí!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados